LA RECUPERACIÓN DE TUFFY, EL PERRITO QUEMADO Y ARROJADO DESDE UN BALCÓN - SOLO TIPS :Información variada y entretenimiento -->

viernes, enero 01, 2016

LA RECUPERACIÓN DE TUFFY, EL PERRITO QUEMADO Y ARROJADO DESDE UN BALCÓN

Esta es la historia de un perrito maltratado, él fue arrojado desde un balcón después ... thumbnail 1 summary


Esta es la historia de un perrito maltratado, él fue arrojado desde un balcón después de haber sido quemado con agua hirviendo; sin embargo, a pesar de esa maldad, se recupera milagrosamente.

LA HISTORIA
Es absolutamente triste y devastador para toda persona con un poco de sensibilidad saber o enterarse de historias de maltrato animal. Las mascotas y compañeros peludos se vuelven miembros de nuestras familias, y como tal, merecen todo el amor y el respeto. Desafortunadamente, muchas personas no comparten estos sentimientos. Trágicamente, la persona que poseía Tuffy de seis semanas de edad, le hizo mucho daño.

Tuffy, es un pequeño perrito que mordió el teléfono celular de su dueño cuando tenía seis semanas de edad. Como respuesta a la conducta de Tuffy, su dueño decidió verter agua hirviendo sobre su cuerpo y luego lo lanzó desde el balcón a un piso de concreto abajo.




Afortunadamente, una joven llamada Yan, encontró al pobre cachorro y lo rescató. Tuffy podía sobrevivir pero necesitaba de cuidados intensivos debido a su mal estado. Yan, lo llevó a un veterinario local, y allí estuvo durante dos semanas, pero su grave estado no mejoró y el sufrimiento fue duradero, por desgracia.

Yan decidió llevarlo al Santuario Animal del Oso Asiático  de Chengdu en China, con la esperanza de que el refugio de animales le ayudara a detener su sufrimiento duradero. Su veterinario Emily Drayton se sorprendió y enojó por lo que vio, fue imposible contener las lágrimas. "Nunca había visto un animal con tanto dolor". Los veterinarios no podían creer que había sobrevivido.



Tuffy recibió atención sin parar, le cuidaron durante semanas. Su cuerpo y su piel comenzaron a sanar. El cuerpo de Tuffy estuvo rodeado con vendajes durante meses porque sus codos y las rodillas se mezclaron a su cuerpo con las quemaduras. Sus orejas se retiraron y los párpados quemados por lo que tenía que dormir con los ojos abiertos. El pequeño perrito sufrió mucho, ha pasado por el infierno con todo ese dolor.




Con el tiempo, Tuffy recibió injertos de piel para ayudar a curar sus heridas. Empezó a mover la cola, comer mejor y la más importante, cerrar los ojos y dormir.




Tuffy ahora es un perro  seguro y libre de dolor gracias a su salvadora Yan. Se ve como un cachorro completamente diferente. Su recuperación es milagrosa.




Esta historia sólo sirve para demostrar que no importa lo terrible que pueden ser las cosas, cuando una persona con compasión decide ayudar a un ser necesitado, las cosas pueden ir mejor. Te dejamos le video con las imágenes de Tuffy y esperamos que compartas esta conmovedora historia.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

..