TIPS PARA PREVENIR LOS ESPASMOS MUSCULARES DURANTE EL EJERCICIO - SOLO TIPS :Información variada y entretenimiento -->

martes, abril 12, 2016

TIPS PARA PREVENIR LOS ESPASMOS MUSCULARES DURANTE EL EJERCICIO




¿Qué son espasmos musculares?

El espasmo muscular o calambre es una contracción involuntaria y dolorosa (donde el dolor puede ser leve o intenso), esta contracción muscular es a un músculo o grupo de ellos, lo que genera endurecimiento de los mismos y que se abulte. Cuando hay espasmos, los músculos se ponen tensos y rígidos. 

Las causas provienen de una insuficiente oxigenación de los músculos o por la pérdida de líquidos y sales minerales como consecuencia de un esfuerzo prolongado, movimientos bruscos o frío.

Algunas condiciones pueden volver peor a los espasmos como son la temperatura (mucho calor o mucho frío); el estrés, ropa apretada que dificulta la circulación, infecciones y espasmos de la vejiga, posiciones del cuerpo inadecuadas, etc

Así mismo, se considera que los espasmos o calambres musculares pueden ser una señal de aviso de dolencias de salud y de nutrición, como la falta de electrolitos, por ello, no te descuides si esto sucede, es una indicación de algo que debes de tratar. 

Consejos para prevenir los espasmos musculares durante el ejercicio:
  • A continuación te damos algunos tips, que también pueden servirte en caso sufras algún espasmo muscular (en cualquier situación): 
  • Evite el uso de ropas demasiado apretadas, que perjudiquen la circulación.
  • ¡Relájate!, el estrés influye mucho en que tu cuerpo sufra este tipo de situaciones.
  • Descansa lo suficiente. Si tienes una vida desordenada y no duermes, te dejas llevar por las preocupaciones o te excedes de trabajo, harás que tu organismo te pase la factura dentro de poco, por ello, duerme lo necesario.
  • Los espasmos pueden ser menos dolorosos e incluso desaparecen si es que haces ejercicios de estiramiento o algún masaje a la zona afectada. Si tomas algún relajante muscular o antiinflamatorio, tu cuerpo sentirá una mejoría.
  • Si te has excedido haciendo mucho ejercicio (o muy continuo), podrías tomar alguna bebida isotónica, que te proporcionará los iones necesarios para tus músculos, que contribuirá a disminuir la fatiga o acelerar tu recuperación. 
  • No descuides tu hidratación cuando hagas ejercicio, pero ojo ¡no exageres!. Si no tomas suficiente agua, puede ocasionar calambres musculares por consecuencia de electrolitos excesivos, pero si estás demasiado hidratado, también podrías sufrir calambres por la falta de electrolitos. Toma lo necesario para una jornada de ejercicios.  
  • El cuerpo siempre necesita agua, la misma que se pierde a través de la orina, sudor y por la misma respiración. Entre 1 y 2 horas antes del ejercicio,  se recomienda tomar entre 400 y 600 ml de agua o bebida deportiva, esto permite iniciar la práctica bien hidratada. Durante el ejercicio se debe beber agua a intervalos regulares, durante el tiempo que se realice la actividad física, por lo que se recomienda tomar entre 200 y 250 miligramos de agua o bebida deportiva cada 20 o 25 minutos de ejercicio, que serían aproximadamente 3 sorbos de agua, la que permitirán reponer el agua y los electrolitos perdidos durante el ejercicio. 
  • Una vez culminado el ejercicio, se recomienda beber líquido inmediatamente, facilitando una adecuada recuperación. 
  • Realiza ejercicios de estiramiento y calentamiento antes de hacer ejercicios, a fin tu cuerpo esté preparado para la actividad. Así mismo, debes incorporar un periodo de enfriamiento a fin tus músculos se relajen. Los ejercicios de estiramiento los puedes hacer antes de dormir. 
Estos son algunos tips que puedes tomar en cuenta a fin de evitar espasmos musculares o calambres, esperamos que sean de tu agrado.


Referencia:

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

..