CÓMO SOLICITAR UN CRÉDITO SIMPLE PARA CAPITAL DE TRABAJO - SOLO TIPS :Información variada y entretenimiento -->

miércoles, febrero 08, 2017

CÓMO SOLICITAR UN CRÉDITO SIMPLE PARA CAPITAL DE TRABAJO

El crédito simple consiste en un financiamiento que cualquier empresa o negocio puede utilizar como capital de trabajo para cubrir, po... thumbnail 1 summary


El crédito simple consiste en un financiamiento que cualquier empresa o negocio puede utilizar como capital de trabajo para cubrir, por ejemplo, diferentes necesidades de liquidez a corto y mediano plazo.


Ya sea ofrecer nuevos productos y servicios, planear ofertas atractivas, realizar mejoras en los negocios y oficinas, mudarse a otras instalaciones, renovarse, ofrecer una mejor imagen a los clientes, o cualquier otra cosa, esto es posible apoyándose en un crédito simple, que permita obtener cierta cantidad de dinero que más tarde se traducirá en ganancias para el negocio o empresa.

¿Qué tan sencillo es obtener un crédito simple?

Realizar la solicitud de un crédito simple no es cosa complicada. Por lo general muchas instituciones financieras o bancarias lo ofrecen, y la mayoría se adjudica tomando en consideración la antigüedad, la solidez financiera, el plazo del crédito y las condiciones económicas actuales del negocio. En conclusión, la liquidez financiera se obtiene adecuándose a las necesidades financieras del cliente. Su tasa de interés es baja y permite pagos flexibles.

Las condiciones para acceder a un crédito simple dependerán de la institución bancaria a la que recurras, de preferencia debe ser aquella donde mantengas las cuentas de la empresa o negocio, con un tiempo más o menos respetable de relación comercial.

¿Cuánto tiempo se mantiene vigente el crédito simple?

En términos generales, el plazo por el que se otorga un crédito simple fluctúa entre 1 y 5 años. Éste puede ser ampliado siempre y cuando la empresa lo justifique con una proyección financiera positiva. Las empresas deben estar operativas y no registrar retrasos en pagos que generen mayores deudas y pagos de interés.

Algunas entidades financieras limitan el uso del crédito simple a un proyecto en específico, a través de un contrato que finaliza al pagar el crédito. Entre estos proyectos destaca la compra de activos fijos, capital de trabajo, reestructuración de pasivos, inmuebles, adquisición de maquinaria o equipos. En el caso de que una empresa solicite el crédito simple para obtener capital de trabajo y así operar con normalidad a corto plazo para cubrir sus necesidades como insumos, materias primas, mano de obra, entre otros, los plazos se establecen entre los 12 hasta los 60 meses.


El crédito es cubierto con pagos fijos mensuales de capital, e interés sobre saldos insolutos (saldo deudor). Puedes pagar por anticipado el crédito sin penalización o comisión por prepago. El crédito simple es de muy fácil contratación, ya que una vez autorizado se realiza el abono automático a cuentas de cheques. Todo es cuestión de contactar a tu agencia bancaria y hacer los trámites necesarios. 

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

..