EL AGUA FRÍA: UN BENEFICIO PARA TU BELLEZA FACIAL - PURO TIP

Sitio web multitemático

miércoles, febrero 22, 2017

EL AGUA FRÍA: UN BENEFICIO PARA TU BELLEZA FACIAL



A veces no nos damos cuenta que las cosas más simples también nos pueden servir para realizar tratamientos de belleza, aunque nos dejamos llevar por las costosas cremas, por los masajes o días en el spa, hay pequeños hábitos que puedes añadir a tu rutina diaria de belleza que pueden hacerte lucir hermosa y sorprendente sin costo alguno.


Una de ellas es mojar tu cara con agua helada. Aunque suene un poco extraño, los beneficios que puede aportar a tu piel son increíbles. Puede hacer que tu rostro luzca resplandeciente, terso y ligero, además de ser muy sano para la piel.

Algunos beneficios del hielo en tu belleza facial

Las mujeres de hoy día llevan un estilo de vida muy agitado, apenas tienen algo de tiempo para mimarse o consentirse para poder verse bellas cada día. Sin embargo, en ocasiones resulta un poco difícil y la falta de sueño y estrés comienza a notarse. Para arreglar esta situación el agua con hielo puede ser lo único que necesites.

Lavando tu rostro cada mañana con agua helada, puedes reducir notablemente la hinchazón y tu cara se activará inmediatamente. Puedes hacerlo unos minutos antes de aplicarte el maquillaje e incluso puedes calmar el enrojecimiento facial naturalmente, consiguiendo un rostro uniforme.

Si sufres de poros grandes entonces esta es la solución que querías, el agua con hielo puede reducir considerablemente el tamaño de los poros, dándole a la cara un aspecto más suave y con una sensación de piel de durazno.

También puede combatir las arrugas, tan solo lavando tu rostro por las mañanas antes de colocar el maquillaje y por la noche luego de limpiar la cara, podrás reducir la aparición de arrugas y llega a ser más efectivo que muchas cremas costosas.

Cómo usar el hielo para la belleza facial

No necesitas demasiado, simplemente tienes que tomar un envase con agua colocar unos cubos de hielo y lavar tu rostro unas dos o tres veces al día durante unos 10 a 30 segundos aproximadamente.


Solo tienes que ser constante y realizarlo cada día durante algunas semanas para comenzar a ver resultados a mayor escala, incluso algunos problemas como el enrojecimiento y la hinchazón luego de una mala noche pueden acabar en segundos, sobre todo cuando lo haces por la mañana.  

Y cuando lo hagas dos o tres veces al día, la primera vez que lo hagas al día tendrá que ser a primeras horas de la mañana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario