RECORDANDO A RAMÓN VALDÉS - PURO TIP

Latest

Sitio web multitemático

miércoles, noviembre 21, 2018

RECORDANDO A RAMÓN VALDÉS


Ramón Gómez Valdés de Castillo, más conocido por su personaje de "Don Ramón" en "El chavo del ocho" fue un actor mexicano nacido el 2 de setiembre de 1923.

Nacido en ola ciudad de México, fue criado en una familia humilde y numerosa que más tarde se mudaría a Ciudad Juárez cuando él tenía dos años. Valdés hizo su debut como actor en el cine en la película Calabacitas tiernas (1949) apareciendo junto con su hermano, el actor Germán Valdés más conocido como «Tin-Tan», quien fue el que lo introdujo en el mundo de la actuación. 


Los Hermanos Valdés fueron destacados actores: en la foto de izquierda a derecha vemos a: Ramón Valdés “Don Ramón”, Germán Valdés “Tintan”,, Manuel Valdés “El Loco” y Antonio Valdés “El Ratón”



Ramón Valdés bajo papeles de extra o roles secundarios, continuó haciendo apariciones en películas durante la Época de Oro del cine mexicano. Ramón y Germán tenían otros dos hermanos también conocidos actores Manuel «El Loco» Valdés (padre del cantante Cristian Castro) y Antonio Valdés, mejor conocido como «El Ratón Valdés».

En 1968, conoció al genio del humor Roberto Gómez Bolaños ,más conocido como «Chespirito», con quien comenzó a trabajar en múltiples programas como Los supergenios de la mesa cuadrada, Chespirito y El Chapulín Colorado pero fue en la comedia popular de Bolaños El Chavo del 8 con la que ganó fama internacional por su interpretación de Don Ramón. Dejó el programa de El Chavo del Ocho en 1979, pero regresó a él en 1981, siendo este su último año en el proyecto.


Alguna vez en un programa de televisión, Carlos Villagrán que hacía el pesonaje de Kiko, dijo que en la serie  "El Chavo del ocho"  el personaje principal nunca fue El Chavo, sino que fue Don Ramón. “Don Ramón era el eje del programa, cuando éste se fue, Doña Florinda se quedó sin tener a quien pegarle, la Bruja del 71 se quedó sin motivo de vivir. El Señor Barriga se quedó sin tener a quien reclamar el pago de la deuda. La Chilindrina se quedó sin papá, el Chavo sin su protector y el profesor Jirafales sin interlocutor para discutir. Al irse Don Ramón se acabó el programa”, 



En 1982, Valdés protagonizó con Carlos Villagrán en el programa venezolano Federrico y en ¡Ah, qué Kiko! en 1987, aunque ambos programas no tuvieron el éxito que se esperaba.

Aunque siempre se pensó que tenía sólo un hijo llamado Esteban, la realidad es que Ramón Valdés fue padre de 10 hijos y  se casó tres veces.

Valdés tenía una adicción fuerte al tabaco y solía fumar incluso durante la filmación de los diferentes programas de Chespirito, lo que le causó cáncer de estómago, que le fue detectado a inicios de los años 80. Se dice que Emilio Azcárraga Milmo, presidente de Televisa, había prohibido a todo el personal fumar dentro de las instalaciones pero se lo permitió a Valdés debido a su estrecha amistad. Alrededor de 1985, fue sometido a una cirugía del estómago para reducirlo a la tercera parte; sin embargo ya era demasiado tarde: el cáncer había hecho metástasis en su médula espinal. Por ese motivo, médicamente fue desahuciado y recibió solo ciertos cuidados paliativos en los siguientes tres años de su vida.

Aún con el peso de la enfermedad, siguió haciendo giras con su circo, entreteniendo a los niños, quienes sentían apego por él. Perú sería el último país que visitaría fuera de México, pues allí sentiría el empeoramiento de su enfermedad, lo que lo obligaría a retornar. Su tarea con su circo y el programa de comedia "¡Ah, qué Kiko!" quedaría inconclusa debido a ese mal. Todo esto ocurrió en 1987.

Su agonía se sentía entre sus más allegados, entre ellos sus compañeros de las series de Chespirito, Angelines Fernández, Carlos Villagrán, Edgar Vivar, Rubén Aguirre y Maria Antonieta de las Nieves. Después de dos semanas de quedar sedado para evitar el dolor, fallece el 9 de agosto de 1988 a los 64 años de edad en la ciudad de México  tras el terrible cáncer de estómago que le aquejaba.


QUE BONITA VECINDAD





No hay comentarios:

Publicar un comentario