CÓMO CUIDAR A TU GATO

Gato

Gato

Cuando llega un nuevo integrante a vuestra familia hay que
recibirlo de la mejor manera y si se trata de un pequeño gato se le debe dar además
mucho cariño, cuidado y protección.

ACERCA
DE LA ALIMENTACIÓN

Un cuidado básico para asegurarnos que el minino crecerá
muy sano es eligiendo adecuadamente el tipo de alimentación.

Cuando los gatos son muy pequeños y no tienen a su mamá
requieren de un reemplazo de la leche materna,  pero esta no debe ser la de vaca sino una
especial ya que al ser tan frágiles les puede caer muy mal.

En todo caso, dicha leche especial debe ser recomendada por
un veterinario.

Conforme van creciendo los gatitos y les empiezan a salir
los dientes ya se les puede combinar la leche especial con alimento seco (pienso).

El plato de comida debe estar a disposición del gato joven durante
todo el día. Él acudirá a comer cada que tenga hambre el alimento seco que es
rico en vitaminas y minerales.

No se puede dejar de mencionar que si bien el alimento seco
es importante se debe balancear con alimento húmedo pues el gato a cualquier
edad no es propenso a tomar mucha agua y se puede deshidratar.

ACERCA
DE LA HIGIENE

Si hablamos de gatitos recién nacidos o muy pequeños que
han quedado huérfanos, se debe estimular su zona abdominal y ano-genital con un
algodón con agua tibia.  

Esto reemplaza el cuidado de la madre que pasa la lengua
por ese sector del cachorro para favorecer la orina y la deposición. Descuidar
ese aspecto podría provocar estreñimiento en el pequeño gato.

Por otro lado, los gatos ya desde jóvenes aprenden el
hábito de la limpieza en las distintas partes de su pelaje mediante el uso de
su lengua.

Sin embargo, al hacerlo ingieren pelos pudiendo formarse
bolas que perjudican su salud. 

Para ello,
existen en el mercado piensos o alimentos secos ricos en proteínas que
favorecen la expulsión de dichos pelos mediante la deposición.

A los gatos desde pequeños se les debe acostumbrar a hacer
sus necesidades en  caja de arena o
bandeja higiénica que debe tener el tamaño suficiente como para que el gato
ingrese cómodamente.

Dicha caja debe estar alejada  de sitios de alimentación o de descanso de
los seres humanos y deben contener arenas como la bentonita o aglomerante que
ayudan a que la orina se haga una bola como las heces y sea fácil recogerlas o
la de sílice que es muy absorbente.

VISITAS
AL VETERINARIO

Lo recomendable es llevar a su gato joven o grande a la
cínica veterinaria cada tres meses para un chequeo general con el médico.

El profesional les recomendará
una serie de cuidados respecto de la salud de la mascota, ello incluye examen general,
consejos para la mejor dieta, indicaciones para la desparasitación, análisis de
sangre, fechas de vacunaciones y todo lo necesario para que su gato se mantenga
lo más sano posible.

1 comentario en «CÓMO CUIDAR A TU GATO»

Deja un comentario