LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA

Oferta demanda

Oferta demanda

La ley
de la oferta y la demanda, en economía, es un modelo que describe la forma en
que los precios varían en función de la oferta de un producto o servicio y su
demanda por los consumidores en el mercado.

En
este sentido, la oferta sería la cantidad de un producto o servicio puesto a la
venta en el mercado, mientras que la demanda sería la cantidad de ese mismo
producto o servicio que la gente desea efectivamente adquirir.

Así,
pues, la oferta y la demanda, en un sistema de libre mercado, interactúan entre
sí para definir, de manera espontánea y sin intervención de agentes externos,
los precios de los bienes o servicios y las cantidades de estos que se han de
producir.

Algunos
gobiernos suelen manipular la oferta y la demanda para incidir en el consumo de
un bien o para aumentar su demanda. Ejemplos de esto lo constituyen los altos
impuestos al tabaco para inhibir su consumo, o la subvención de la educación
para motivar a la población.

Principios
de la ley de la oferta y la demanda

Como hemos visto en el Curso de Finanzas para no Financieros, la ley
de la oferta y la demanda tiene implícitos en sí tres principios fundamentales:

Cuando
la demanda supera la oferta, aumenta el precio, del mismo modo que, cuando la
oferta excede la demanda, el precio disminuye.

Un
aumento en el precio disminuirá, con el tiempo, la demanda, y aumentará la
oferta. Y a la inversa: una disminución del precio aumentará, tarde o temprano,
la demanda, y disminuirá la oferta.

El
precio buscará, por sí mismo, alcanzar el punto en el cual la demanda iguale la
oferta.

Este
modelo económico postula, pues, que el precio de un bien se establece
considerando el precio de un bien y las ventas del mismo, y afirma que el
precio del mercado se establecerá en un punto de equilibrio en el cual,
idealmente, todo lo producido se habrá vendido, sin que quede demanda
insatisfecha.

Algunos
ejemplos de la ley de oferta y demanda

Por
ejemplo, si el precio del arroz resulta muy bajo, y los consumidores demandan
más de lo que los productores pueden poner en el mercado, entonces se produce
una situación de escasez, la cual hará que los consumidores estén dispuestos a
pagar más por el producto.

En
consecuencia, los productores de arroz subirán los precios hasta que se alcance
un nivel en el cual los consumidores no estén dispuestos a comprar más si sigue
subiendo el precio.

Otro
ejemplo ilustrativo de cómo se comporta la ley de la oferta y la demanda sería
la siguiente: el precio del arroz es demasiado alto y los consumidores no están
dispuestos a pagarlo, de modo que la tendencia es, entonces, a que el precio
disminuya hasta que llegue a un nivel en el cual los consumidores estén
dispuestos a pagar y se pueda vender todo lo que se produce.

Deja un comentario