¿QUÉ ES EL KARMA?

Spiritual

Spiritual

No
es una palabra esotérica, tampoco tiene algún contenido supersticioso. La
definición del “karma” tiene que ver con aquello que atraes a tu vida, según lo
que has hecho en ella. La vida es como un juego de intercambio, a conformidad con
lo que das, recibirás. Quizás no hoy ni mañana, sino en un futuro que
posiblemente ni siquiera piensas en cuando será.







El
karma y la mala suerte

La
premisa de que la mala suerte es atraída a la vida, puede ser cierta. No con
esto se quiere decir que, siempre que tengas mala suerte, se refiera a que hayas hecho algo por lo cual estas pagando. En
realidad, el término “suerte” es muy amplio y básicamente lo empleamos para
todo. La suerte es la dependencia del azar para que una situación tome un rumbo
u otro, no es solamente con respecto a ganarte la lotería o que sobresalgas
entre otros por alguna característica que por cosas de la vida solo tú tienes,
eso no es suerte, es futilidad. El azar es un mundo de posibilidades, de las
cuales están algunas pocas a favor y muchas en contra o por el contrario,
cuando decimos que la suerte está a nuestro favor, es porque las posibilidades
que tenemos de que la situación acabe con un mejor resultado para nosotros,
pero sigue siendo azar.

El
karma, podría tener que ver con esas situaciones que llamamos “suerte” y se
trata más bien de consecuencias de nuestros actos pasados, recientes o lejanos.
Para que el karma no te castigue, aunque no creas en el como una realidad,
aplica esta máxima: “no le hagas nunca a
nadie, aquello que no te gustaría que te hagan a ti”. Si no quieres que te
mientan, vive con la verdad por delante, una mentira tapa otra mentira y muchas
mentiras repetidas, se terminan aceptando como una verdad, pero no es la verdad
verdadera. Cuando se pone en evidencia la realidad, el karma te devuelve la
mentira como una moneda con la que antes has pagado y ahora te toca recibirla
en el cambio.

Si
eres de las personas que anda por la vida rompiendo corazones, fingiendo amor
para obtener algún favor, beneficio o placeres, pagarás un precio muy alto: el
karma que te tocará, es que nadie te amará realmente jamás, precisamente por
ese mismo fundamento que has creado acerca de ti.

Mentalidad
dañina tiene un destino dañado

El
karma no perdona el mal, si en tu mente vive la semilla de la maldad, creciendo
y da frutos en la maldad, la vida no te
premiará, por el contrario, el justo castigo recibirás. Ten cuidado de lo
que albergas en tus pensamientos, aquello que deseas hacerle a los demás o que
les sucede, podría terminar pasándote a ti mismo. Porque todo lo que piensas lo
atraes y cuando haces mal, debes pagar en vida lo que has hecho, de ahí que
muchas personas acaben en la cárcel, otras mueran a causa de sus propios actos.
Muchos se quejan de que a las personas malas no les sucede nada y a los buenos
si, nadie es bueno, solo Dios.

Lo
malo que sucede es producto de la maldad de otras personas y de los errores del
propio ser, lo que no entra en este renglón es la casualidad y el azar en tu destino, de resto, todo es parte del
karma y si no quieres que tu karma te cobre caro, siémbrale cosas buenas a tu vida, para que coseches frutos en lugar
de espinas.


Deja un comentario