RECORDANDO A TOBY: EL PERRITO QUE SALVO LA VIDA DE SU DUEÑA - SOLO TIPS :Información variada y entretenimiento -->

miércoles, diciembre 16, 2015

RECORDANDO A TOBY: EL PERRITO QUE SALVO LA VIDA DE SU DUEÑA

Historias de mascotas salvando la vida de sus dueños son cada vez más frecuentes. Hoy recorda... thumbnail 1 summary



Historias de mascotas salvando la vida de sus dueños son cada vez más frecuentes. Hoy recordamos al buen Toby, unn perro de raza golden retriever que en 2007 ayudó a salvar la vida de su dueña.
En ese entonces, Toby ayudó a expulsar una manzana de la garganta de su dueña, Debbie Parkhurst al abalanzarse sobre su pecho cuando ella se ahogaba. Según dijo Debbie después de que la manzana se desprendió, Toby empezó a lamerle la cara en señal de alegría.

LA HISTORIA

Una mujer del Estado de Maryland, Estados Unidos, relató como su perro, un Golden Retriever de dos años llamado Toby, le salvó la vida practicándole 
la conocida maniobra Heimlich. 

Dicha técnica, también llamada compresión abdominal, es ése procedimiento de primeros auxilios que todos hemos visto en el cine y que parece tan fácil 
de hacer. Se practica cuando alguien se asfixia, rodeándole con los brazos muy fuerte y por detrás. 

Ejerciendo presión en la parte inferior del diafragma, se comprimen los pulmones y se logra que el sujeto expulse el objeto que le obstruía la tráquea. 

Pues bien, Debbie Parkhurst, de 45, asevera que su perro le practicó esta maniobra y evitó que ella se afixiara. 

Parkhurst explicó en ese momento que estaba en su casa plácidamente comiendo una manzana un fin de semana cuando un pedazo de la fruta se le quedó alojado en la garganta y comenzó a ahogarse. 

La mujer, presa de un ataque de angustia, se golpeó ella misma el pecho en un intento de mover el trozo de manzana, pero no lo lograba. Tampoco podía toser, ya que una víctima de obstrucción respiratoria no puede introducir aire en los pulmones. 



En ese momento, Toby se hizo cargo de la situación: Saltó sobre su pecho y desalojó la manzana, salvando la vida de su dueña. Debbie está convencida 
que su Toby no estaba jugando, sino que llevó a cabo su propia versión de la maniobra de Heimlich. 

Parkhurst, que trabaja en una joyería, explica que su perro se puso muy serio al ver cómo fracasaban sus propios intentos de sacar la manzana. 

"La siguiente cosa que recuerdo es Toby apoyado sobre sus patas traseras y con las delanteras sobre mis hombros", indicó. 

"Me tiró al suelo y, una vez que estaba recostada sobre mi espalda, comenzó a dar brincos sobre mi pecho".

De esta forma Toby salvó la vida de su dueña, una historia más  acerca de las increíbles manifestaciones de amor que pueden expresar las mascotas hacia sus dueños.

FIN DEL POST

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

..